jueves, 24 de marzo de 2011

Para que sirve la logistica

¿Qué es y para qué sirve la logística estratégica?
Lograr que los productos lleguen de la fábrica al consumidor a bajos precios y alta calidad no es tarea sencilla. El proceso requiere la coordinación de múltiples actores como proveedores, gerentes de producción, transportistas, etc. Esta es la magia de la logística estratégica...

Por Gerónimo Demaría (Universidad de Belgrano)

La evolución permanente y las exigencias de los mercados hoy globalizados plantean a las organizaciones nuevas necesidades a resolver a través de cambios y ajustes de estrategias y prioridades. En un marco de crecientes presiones competitivas, alta especialización e incertidumbre, las empresas necesitan optimizar su productividad para no quedar rezagadas.

Precisamente, la logística estratégica es una herramienta fundamental para desempeñarse con éxito en un escenario altamente competitivo.

Su objetivo consiste en maximizar margen, rentabilidad y competitividad a través de una óptima asignación de los recursos. Las operaciones de la compañía deben planificarse para cumplir simultáneamente con dos condiciones: eficacia en el uso de recursos y satisfacción al cliente para asegurarse su lealtad.

Así, entre las principales cuestiones estratégicas a definir, se destaca la conformación de la estructura de la cadena de producción:

¿Cuál es el número ideal de fábricas y depósitos? ¿Cuál es la localización óptima? ¿Cuál es la política más efectiva para el manejo de los inventarios y del servicio? ¿Cuál es la mejor estructura y composición del sistema de transporte? ¿Cuál es la mejor forma de asegurar la flexibilidad del sistema ante cambios en el entorno y la coyuntura?

Ahora bien, estos interrogantes deben responderse a través de un adecuado manejo de la información. Hoy disponemos de importantes herramientas para acceder a datos confiables en tiempo real.

Desde luego, la importancia relativa de cada variable se modifica según el tipo de producto y mercado donde opere la compañía. No obstante, en líneas generales, las empresas tienden a formular estrategias logísticas que apuntan a minimizar los inventarios.

En los últimos años, muchas organizaciones han decidido estructurar (con sus clientes y proveedores) cadenas de abastecimiento (o redes logísticas) con el objetivo de optimizar la productividad y eficacia integral del sistema. Esto permitió atender múltiples mercados desde pocos y eficientes centros de fabricación, en condiciones de alta estandarización y modularización de sus procesos.

No obstante, si bien el mundo ha hecho enormes progresos en la materia, la situación logística en la Argentina todavía deja mucho que desear.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada